jueves, 29 de enero de 2009

Como Malena



Eligió a consciencia la música y con cada acorde subió uno a uno los ladrillos derrumbados en un insensato segundo de debilidad. A juego con su corazón un conjunto negro, discreto y sensual, medias de seda y ligueros que permanecían en el fondo de un cajón olvidado. falda corta, elegante y atrevida blusa blanca dejando intuir la futura invitación... y esos zapatos que daban al conjunto un aire de puta elegante o de señora atrevida... a gusto del consumidor. Hoy desharía los caminos andados, la ternura de sus manos, los recuerdos al borde del olvido con manos que no brindaran más de lo que abarcan... Hoy dejaría que aquel al que eligiera casi al azar recorra sus rincones sin entregar más que un cuerpo vencido, sin alma y ávido de dispersión. No quería palabras, ni cariño… solo borrar una a una las marcas en su piel, aquellas que solo dios sabe si por casualidad, habilidad o por que el amor tiene esas cosas la habían logrado desarmar…

2 comentarios:

Verónica (peke) dijo...

Preciosas palabras, y precioso post, me paso por tu csa y me vuelves a conducir al pais de nunca jamas... Simplemente me dejas sin palabras!!!!

besotes de esta peke.

pd: te espero por mi rincon con una buena taza de cafe caliente y mi nuevo post.

belita dijo...

me parece uno de los textos más bonitos que te he leido. Simplemente precioso. Felicidades.