lunes, 14 de septiembre de 2009

El placer se inventa


Siguiendo su sugerencia me pongo cómoda, la ropa del día pesa y quiero levedad para dejar que sus palabras me acaricien.

Elijo un camisón suave, del color de mis sueños, fina textura que harán deslizar mis dedos guiados por sus palabras. Y con el calorcito de una estufa cercana me dispongo a leerte, con inquietante deseo y curiosidad.

Y así lo hago, dejo que la gema de mis dedos toque suavemente mi hombro y se deslice, tiemblo y siento como mis pezones endurecen …su boca imaginaria se acerca y los roza con su lengua… mi respiración se agita, leo, pienso y siento como sus dedos que son los míos siguen el recorrido indicado.

Sentada frente a sus letras abro las piernas, y su ficticia boca baja hasta mi sexo. Me gusta suave, casi imperceptible, lengua jugosa que lentamente dibuja círculos sobre mi exuberante clítoris… y no me basta, quiero mas de sus palabras, quiero esos humedecidos por el deseo entrando en mi interior que ahora se encuentra palpitando de placer.

No uno si no dos, o tres, o los que sus letras prometan…que con firme delicadeza facilitaran el camino para su miembro. Y de tanto imaginar y no tener busco ayuda en la magia azul, regalo que me hice para que me acompañe en la soledad.

El placer se inventa, se busca, se dibuja y se encuentra.


(sigo con el copio y pego del blog que hace tiempo borre)

Safe Creative #0906294063953

jueves, 3 de septiembre de 2009

Paula


Ahora en calma, cuando la invadía esa voluntad descontrolada, recorría su pasado tendida sobre la cama.

Ya cansada de encontrar lo que no busca, decidió alimentarse de viejos recuerdo y en ese viaje pronuncio su nombre, evocando antiguas caricias de aquellas pequeñas y delicadas manos que sabiamente le habían proporcionado un placer rico en ternura y pasión desbocada, esas que por su repetición eran sabias y que habían jugado con su cuerpo mezclando una variedad sin fin de estímulos.

Hoy, volvía a personificar la en su mente y a palpar sus dulces labios… pequeños y casi infantiles, volvía a sentir despertar su corazón que junto a los primeros suspiros agarraban carrerilla confundiendo los tiempos.

Recordaba su pelo lacio, suave y brillante como el sol de la mañana, sus ojos color cielo... su memoria lentamente bajo hasta sus senos, dueños de una belleza que solo la juventud y el amor pueden permitirse.

Al cerrar los ojos podía sentirlos bajo sus manos, menudos, erguidos y suaves como la seda mientras su imaginación repetía en el aire dibujos que alguna vez imprimió sobre los mismos… con la gema de sus dedos, recorría sin prisa todo su cuerpo, cada curva, cada pendiente, cada recoveco...

Paseaba como si de su casa se tratara pues en ella encontraba su espacio… unos labios húmedos y apurados seguían el camino trazado que siempre la llevaban en un recorrer con tiempo hasta su pubis que los esperaba ansioso y elevándose al ritmo de un goce que siempre iba en aumento… con la boca jugueteaba en su clítoris y un dedo entraba delicadamente en su coño mojado y resbaladizo, cuanta delicia encontraba en ese momento, cuanta pasión despertaba el recuerdo de sus primeros espasmos atrapando su dedo que entraba y salía a su antojo… en ese momento levantaba la mirada y encontraba la suya, su cara era el esbozo de toda la lujuria que juntas sentían y así permanecían hasta arrancarle el mas bello orgasmo ajeno que jamás ha vuelto a repetir...

Safe Creative #0906294063953