sábado, 15 de noviembre de 2008

Ahora te toca!

Ella que por “querer había cruzado esa delgada línea descubriendo que compartir fantasías solo fortalece lazos si estos existen, después de mucho meditar se dejo llevar y le dijo: Te toca! ...y claro, del dicho al hecho hay un largo trecho y el ya no lo esperaba. Lo cierto es que ante su "regalo" , el sin mucho pensar le indicó: Sabré recompensarte. Y había llegado el momento. Con carita de niña traviesa le paso una dirección de e mail.Ya he elegido… sorpréndeme! Ella no supo nada de los preliminares, hacia tiempo de aquella conversación y el mutismo era total frente al tema. Siguieron compartiendo momentos y sexo a dúo, salidas esporádicas sin permiso para el amor y cuando ella menos lo esperaba, sucedió. El, como casi siempre, la paso a buscar y como otras tantas compartieron charlas amenas acompañadas de un frío vino blanco, mágico elixir y única bebida con alcohol a la cual ella raras veces se negaba. Luego, cuando la charla y el vino los encontraba relajados el le propuso caminar por la playa. No era difícil prever que entre las estrellas y la arena pronto terminarían enzarzados en aquellos juegos casi adolescentes que juntos habían reencontrado. Cuando el alcohol y las caricias evidenciaron su efecto el acerco su boca a su oído y le dijo: ahí lo tienes… mientras sentía una mano ajena deslizar por su espalda… era el, su elegido que suavemente se sumaba… y algo confusa, sin tiempo de reaccionar, junto a un profundo suspiro y el estremecer de su cuerpo solo logro decir un casi invisible ¡Perfecto! Llegar al hotel fue casi tan excitante como todo lo que le siguió. Ante la indiscreta mirada del taxista, ellos jugaban a cuatro manos bajo su falda mientras ella sorprendida por la fluidez trataba sin mucho éxito de disimular tanto placer. Atrapándola entre sus cuerpos, la desvistieron lentamente mientras caricias y besos se perdían sobre su piel. Se sentía segura y se entregaba sin recelo. Todo era nuevo para los tres pero los movimientos parecían ensayados una y mil veces… en perfecta armonia ponian en práctica aquello vivido millones de veces en sus mentes. Pronto sintió una lengua jugueteando tímida y hábil entre sus piernas y sin tiempo para el gemido, apreció la carne tibia de un pene erecto surcando sus labios mientras pellizcos suaves sobre sus rozados y pequeños pezones que coronaban sus generosos pechos provocaban un dócil movimiento en todo su cuerpo. Así permanecieron una eternidad o un segundo… tanto sentir no tiene tiempo. Hasta que ella con las ansias que provoca tantos años de fantasías, cuando la espera se volvía insoportable, los aparto sonriendo y los observo con inmensa ternura y malicia. No hacían falta palabras, a su manera los dos la conocían muy bien… uno a través de su carne y el otro de sus deseos desparramados sobre el papel así que entre jadeos, susurros y suspiros, el puzzle instintivamente iba tomando forma… uno se deslizo hasta la punta de la cama, el torso recostado y las piernas abiertas con los pies reposados en el suelo y ella sobre el cabalgo suavemente mientras el otro de pie frente a ambos dibujaba círculos cada vez mas cerrados con los dedos muy lubricados entre sus nalgas abiertas por las manos del primero… así hasta hundir uno… dos… y al fin tres dedos en su ano, sabían que antes de forjarlo había que dilatarlo con delicadeza. Solo entonces la penetro sin piedad. Un grito de dolor, antesala del placer mas deseado invadió la habitación y los inmovilizo… desde abajo besos con todo lo que para ella significan, desde arriba suaves caricias en su espalda y cuando su cuerpo recupero la calma retomaron lentamente la danza que de ponerle música esta seria sin duda “El bolero de Rabel”. El dolor entonces dio paso al frenesí y este a la locura… mientras la inundaban de cariño y leche tibia ella gozaba como nunca y sus labios en el instante del estallido final solo pronuncio un nombre…el de ambos.

1/19/2008 5:04:00 AM mas de mi que de... lirio

*Dedicado a dos personas con el mismo nombre que en su momento, por separado y simplemente a través de lo escrito en sus blogs, han generado semejante fantasía.
A ambos, desde el tiempo y la distancia, un beso enorme desde mi alma.

1 comentario:

CARLOS LABARTA dijo...

Que bien huele aquí.... Es maravillosa tu capacidad. Me da tanta pena no poder volver más a menudo...
Gracias por tu preocupación de madre... Jamás me habían dicho una cosa tan especialmente bonica, que agradezco en el alma... Volveré a abrazaros a todos pronot, a ti, que te sigo desde lejos, tímido y casi sin mostrarme, te debo muchas visiticas... Contigo aprendo mi parte más sensual e intimista.. AHora la he dejado de lado y me frustra pensarlo... Volver, volveré... Vuelvo!