lunes, 13 de octubre de 2008

Mària

Me resulta natural dejarme levar por la marea hasta tu orilla.
Sin miedo a lo que vendrá, pues lo improbable no compromete y a mi ritmo, quemo etapas sin la necesidad de exigir mas de lo que me invento. Verte me ilumina, tu sonrisa me desarma y tus lágrimas me parten en dos… la que comparte y la que observa. La que te siente, te abraza letra a letra y la que te observa se aleja sabiéndote imposible.
Y bajo llave, guardo para ti mi último secreto…

Aquel que siento al imaginar tu piel, desnuda de todo pudor. Te invento en mi memoria y recuerdos que no existen pasean por mis sentidos. Tus ojos brillan en una mirada clara y en un gesto rutinario de inconciente sensualidad, apartas de tu cara tus cabellos.
Sonrío y me enamoro…
Puedo sentir tu aliento rozar mis mejillas, te siento tan cerca que poco a poco, despiertas mis instintos y por un puente invisible, te entrego todo mi deseo.
Te invento aquí, sobre mi cama y con la punta de mis dedos, con una lentitud llena de emociones, recorro tus labios dejando que luego se deslicen por tu mentón, tu cuello para pronto caer entre tus dunas, que imagino pequeñas e incandescentes. Mi boca no lo resiste y junto a ella todo mi cuerpo se lanza en una búsqueda suave y precisa. En un movimiento sincronizado hacemos un giro y ahora te tengo arriba mio, entrepiernas en un encaje perfecto. Tus manos sobre mis manos y todas a los costados de mi cabeza. Solo unos centímetros separan tu boca de la mia y juntas, en un delicioso vai y ven nos consumimos en un orgasmo nunca soñado.
Por un segundo te he amado y no se por que, presiento que al leerlo, lo has sentido.


12/8/2006 4:56:00 PM mas de mi que de... lirio

No hay comentarios: