sábado, 11 de octubre de 2008

Efectos secundarios.

Sus ganas la contagian, ganas de sexo y amor… un amor efímero, aquel con el que se suele soñar antes de que sea tarde, aquel que se añora pero no se desea, imaginario amor que llega, acaricia y con la misma suavidad se marcha sin dejar rastros para el recuerdo… para la necesidad.

Pasaron horas hilando palabras sin pronunciase, ninguno estaba dispuesto a ceder, no vaya a ser que una sola debilidad deje al otro llevarse un trofeo en forma de corazón.

Pasaron horas amagando un deseo inmenso, casi palpable en el aire frio y suave de una noche cualquiera y si no fuera por ella, por su casi imperceptible susurro que su desnudes dejo en evidencia seguirían a punto de estallar en un silencio lleno de palabras.

Sueña que sueño contigo por que es lo que haré antes de que termine el día… y aun sintiendo el eco de sus propias palabras se acomodo en su sofá , preguntándose cuanta sensualidad puede existir en el acto omnipotente de su contrincante mientras trata de borrar de su mente aquello que ella sabe que desea.
Recordando el tacto de sus manos en un roce casi al descuido, desata las amarras de sus fantasías, presiente que el, muy lejos de aquí, seguramente también da riendas sueltas a su carestía.

"Sus manos… sus manos que sin pensarlo ya rodean su miembro, sus manos guiadas por mis pensamientos que comienzan el incansable ritual de la soledad a dúo… sus manos, firmes, fuertes y suaves que poco a poco, al son de la necesidad adquieren ritmo y velocidad de crucero.
Sus manos… sus manos que inventan las mías, mas dulces, mas lentas, mas húmedas… húmedas por la miel que en este mismo instante desde mi rojo sofá emano entre mis piernas abiertas... ansiosas por sentir las suyas."
(Donde ha quedado mi faceta morbosa? jajaja si alguien la ve díganle que vuelva, tanto romanticismo me desconcierta!)

2 comentarios:

jordicine dijo...

Por una vez te doy la razón. Dónde está la LÍRIO B. Morbosa??? Ja ja ja. Besotes.

mario de alfonso dijo...

Sueños.