lunes, 20 de octubre de 2008

El paso

Hacia demasiado tiempo que en su descontrolada fantasía compartida jugaban con nuevas posibilidades… y en un principio con eso bastaba para elevar la ya ardiente temperatura pero un buen día ella pensó que si de ello tanto hablaban seria por que las ganas estaban y se tomo un tiempo para meditarlo en silencio. Tenia que trabajar sus celos, sus miedos y remodelar una escala moral firmemente asentada pero la idea no le daba descanso y la constante humedad entre sus piernas buena fe daba de ello. Así que aquella tarde, totalmente decidida se propuso dar el gran paso…

Quedaron para cenar y ella llego con una sonrisa picara y vestida algo mas sensual que lo habitual. Junto a risas y discretas caricias disfrutaron de la cena acompañada por un buen vino y este le dio el valor que le faltaba…

Luego caminaron por una ciudad casi desierta, era agosto, hacia demasiado calor y les permitía cierta intimidad con la cual ella jugaba. Roces, besos y su escote lo tenían justo como ella deseaba así que todo era perfecto.

Caminando en teoría a la deriva, lo llevo hasta esa puerta. Reservada y blanca tras la cual su inexperiencia pero buena información sabia que lograría encontrar lo que buscaba… se detuvo con gracia, se acerco a su oído y le dijo en un susurro:

-Tengo una sorpresa… entremos.

Algo sorprendido pero muy obediente la acompaño y un mundo desconocido se abrió ante ellos. Luces tenues, música suave y un ambiente elegante albergaban parejas tan normales como ellos gozando de una intimidad que los dejo sin aliento.

-Pide un par de copas, las necesitaremos. Le dijo totalmente sorprendida de su propia audacia.

Una vez mas le hizo caso y luego tomo su mano y se dejo llevar.

Excitados, fueron adentrándose en aquel universo de inmenso erotismo. Al cruzar la siguiente puerta se encontraron con la sensualidad en movimiento . Cuerpos entrelazados bailando en la penumbra al son de entremezclados suspiros… todo era demasiado. Ahí permanecieron un rato, saboreándose y disfrutando de estímulos inimaginables en imágenes y sonido pero pronto siguieron su viaje, movidos por la curiosidad entraron en la siguiente habitación… y fue el no va mas! Gemidos, susurros, manos, piernas, miembros en total sincronización les brindaban toda la lujuria imaginable. Permanecieron en la puerta, el la abrazaba por detrás y todas sus ganas rozaban su trasero… no hacían falta palabras, conocían sus limites…

Pronto su mano acaricio sus nalgas, levanto por detrás su falta y la penetro lentamente liberando un impaciente orgasmo que los invadió por completo mientras se fundían en el mas tierno abrazo.


8/30/2008 5:20:14 AM mas de mi que de... lirio

2 comentarios:

PIER BIONNIVELLS dijo...

Que pasional..
jo! me ha encantado..
Tantas sensaciones tan maravillosas.. sii..

Que estes bien.
Un abrazo.

Bombero dijo...

Vuelves a ser tú! Me alegro. Besos de Fuego Húmedo.