sábado, 28 de febrero de 2009

De vuelta

(Ella, silenciada por mi estuvo resignada a la quietud mientras la cabeza de quien la modela sopesaba la moralidad de su creación por ser esta, sin lugar a dudas, también un reflejo de su espejo. Pura fantasía sin censura pero posible fuente de equívocos pensamientos para navegantes sin brújula que luego reclaman y proclaman meritos irreales de quien aquí escribe. Dicho esto la libero de su cautiverio para que juegue a sus anchas en el mundo escondido de mi propia lujuria.)

Su cuerpo esa mañana dio la señal de partida, se despertó algo sudada, con el corazón al galope y las braguitas desconcertantemente mojadas. Poco a poco fue recuperando retazos de lo que aun no distinguía si era el mas placentero de sus sueños o el recuerdo de la mas lujuriosa de sus noches.
Rápido despejo sus dudas al desperezarse aun con los ojos cerrados y sentir a su lado, no uno si no dos cuerpos tendidos en su cama y decidió entonces prolongar ese estado manteniendo los ojos como hasta entonces. Sus manos ávidas comenzaron un recorrido a ciegas... a cada lado un torso desnudo la recibía intensificando el ritmo de sus respiraciones y aun medios dormidos. Lentamente ella iba redescubriendo piernas, brazos, labios…. De un lado robustos músculos, pectorales bien formados y un miembro que se erguía con energía al sentir su paso. Del otro, una piel tersa, delgados muslos y el valle mas suave y despoblado que había sentido jamás. En la oscuridad deseada se deslizo hasta esa invitación y se adentro entre sus piernas, recorriendo con su lengua reiterativamente un pequeño clítoris húmedo y escondido entre deliciosos labios carnosos mientras su mano seguía aferrada a la enormidad de una polla dura que latía con cada movimiento de su dedos. Unas pequeñas manos se aferraron a su nuca y hundieron su cara en ese sin fin de sensaciones. Pronto sintió unos dedos húmedos aprovechando su postura para hurgar entre sus nalgas, hundiendo de vez en cuando la puntita de uno en su culito erguido, dilatándolo poco a poco y untándolo con los propios jugos que emanaban descaradamente de su coño. Relajada por la certeza de tener la historia controlada, seguía a ciegas y entregada… no le importo cuando sintió que le ataban las manos al cabezal de la cama y le vendaban los ojos con pañuelos de seda boca abajo. Siguió entretenida chupando esa maravilla que se abría para ella y que la llenaba de enorme goce. Todo transcurría con infinita calma y la excitación iba en aumento al son de los gemidos. Poco a poco recordaba momentos de la noche anterior, lo cual aumentaba su lujuria. No podía dejar de pensar en ese coñito suave y dulce que le regalaba sabores indescriptibles y en ese hombre compacto que ahora la cogia de las caderas y deslizaba su instrumento de un lado a otro entre sus piernas abiertas mientras con mucha habilidad se abría camino aquí y allí pero sin complacerla… fue entonces que ambos se apartaron y reacoplándose, el se enfilo por debajo, lamió su coño, su ombligo, sus pezones hasta acomodarse y entrar en su vagina delicadamente… moviendo sus caderas hasta enloquecerla en cuanto la chica lamía su culito sin cesar provocándole escalofríos. Justo cuando ya no podía mas… cuando todo su cuerpo era un volcán a punto de estallar, sintió que algo enorme surcaba su otra entrada lenta pero sin compasión, desconcertándola por completo. En un recuento rápido pensó, el tiene su polla enterrada entre mis piernas, ella otra vez estaba de piernas bien abiertas con sus manos en mi nuca… algo no cuadra y ni falta que hace! Para su sorpresa, alguien mas los acompañaba en silencio y en ese preciso instante había entrado en escena… no era un chico, como cabria pensar si no una mujer que haciendo uso de algún juguete había tomado cartas en el asunto llevándola sin paradas a un orgasmo sin igual.

Uno mas que perdió la fecha original por el camino. Mas de mi que de... lirio

1 comentario:

Verónica (peke) dijo...

Genial el post, continuas usando las palabras de una manera sensual y provocativa....

besotes de esta peke.

pd: te espero como siempre con una taza de cafe caliente en mi rincon y con post nuevo.