sábado, 4 de julio de 2009

Ni tetas ni carretas… solo palabras

A falta de juventud, ella se alimentaba de la sorpresa ajena de aquellos que aun guardaban la ingenuidad y el deseo.

No le bastaba brindar su cuerpo al desnudo aunque con ello seguramente seria suficiente para que un ego manco de amor remontara vuelo.

Ella jugaba con una dualidad inexistente que desconcertaba al interlocutor. Se presentaba como la suave, insulsa y habitual ama de casa aburrida y afianzada en su papel un buen día, sin aviso dejaba escapar su lado oculto.

Primero seduce su mente, inventa juegos que ponen a punto y esconden imperfecciones lógicas que suman los años… solo así se siente libre y cuando su imagen abarca el pequeño recuadro, ella ya es diosa y el esclavo de todos sus deseos.

(*tiran mas un par de tetas que una carreta.)

Safe Creative #0906294063953

2 comentarios:

PIER BIONNIVELLS dijo...

Tanto secreto oculto..
Para ser una diosa del amor..
huy me encanta..
Que tengas una buena semana.
abrazos.

Julia - Tu isla encantada dijo...

PLAS,PLAS,PLAS... ¡Bravo por ella!
Y por ti por escribir tan genial entrada ;-)
Para que luego digan que la inteligencia y la picardía no suplen la belleza...

Mil besitos wpetona,
¡Me encanta leerte!