miércoles, 25 de marzo de 2009

Átame


Hacia bástate tiempo que la fantasía le rondaba pero someterse enteramente era algo que la asustaba… cosa que olvido ni bien conocerlo. El le brindaba una confianza sin igual y eso que nada había hecho para ganársela. Se conocían desde hace tiempo, compartían sus logros y derrotas, sus secretos y fantasías… y claro, la confianza tiene esas cosas cuando a ella se le suma la inevitable atracción física que crecía en silencio. La conocía muy bien, demasiado quizás…
Lo inevitable llego sin aviso, en un abrazo sin intenciones sintieron sus cuerpos despertar… ella aun con las mejillas húmedas por su ultima derrota giro lentamente su cara hasta sentir sus labios sobre los suyos y fue así que el tiempo se detuvo en un paréntesis para desatar una inmensidad de sensaciones.
Embriagada por la situación le dijo…-haz física la conmoción de mi corazón… átame y talvez así descubra como liberarlo…
Obviamente la excitación de la cual gozaban solo le permitió entender claramente el átame y así lo hizo. La tomo entre sus brazos y la tendió en la cama, rebusco en el armario y con aquellas corbatas de tela muy suave comenzó el ritual…
La desnudo con infinita ternura y le vendo los ojos… luego levanto sus brazos y con nudos suaves unió sus muñecas y estas a los barrotes de su cama. Por ultimo separo sus piernas, rodeo sus tobillos e hizo lo propio con las patas de la cama. Entre gemidos se aparto y la observo… desbordaban pero no era el momento para reflexiones… solo percibían un inmenso deseo ahora descontrolado.
Se desnudo y comenzó su acenso… primero jugueteo con los dedos de sus pies, los beso una y mil veces, los acaricio y los chupo uno a uno mientras ella se retorcía sin poder ni querer liberarse… sus manos subieron deslizándose por sus piernas casi sin tocarlas para detenerse milímetros antes de su vulva que ya era un volcán en erupción. Contemplo con quietud un hilo brillante de fluyo que corría entre sus labios. Ambos morían de deseo pero el juego tenias sus reglas y una era no dejarse caer en la tentación. Con la gema de sus dedos siguió el recorrido por sus caderas y con la punta de su lengua dibujo trazos sin sentido sobre su ombligo… acaricio sus senos y una vez mas la dejo con las ganas, sus pezones a punto de estallar se quedaron a la espera de lo que no llego… siguió subiendo, suave y metódico acaricio su cuello y al llegar a su boca la recorrió con infinita dulzura.
Arrodillado y con su verga a punto de estallar cogio su cabeza con ambas manos abiertas, la elevo y la giro hacia si… perdiendo el control le metió la polla hasta la garganta evidenciando tanto tiempo de espera… una de sus manos la cogio del pelo para marcar los tiempos mientras con la otra al fin masajeo su clítoris erguido y ansioso.
En pocos segundos y juntos estallaron como nunca.
Cuando lograron reaccionar, la desato, la beso y la acurruco entre sus brazos volviendo a la realidad que los unía… esa maravillosa amistad indestructible.

27/1/2008 7:57:00 AM mas de mi que de... lirio

1 comentario:

ángel dijo...

Tu espacio ha sido todo un descubrimiento.
Un gusto recorrerlo hasta aquí, por ahora.


Saludos...