sábado, 6 de junio de 2009

Sin vueltas

…pero con la fantasía no basta, con efímeros recuerdos de lo que fue no es suficiente para ella así que cogio su agenda y en un plis plaf organizo la velada. Nada de amor, nada de cuerpos suaves que solo hacían estragos, las mujeres con su ternura solo lograban doblegar su voluntad y siempre que una llamaba su atención ella terminaba a sus pies. Así que eligio a dos buenos machos de cuerpos excepcionales y una juventud que prometía movimiento y los cito en su casa. Paso del ritual, sabia que su condición de hembra le era mas que suficiente para levantar lo que hiciera falta. Llegaron puntuales, como siempre y ella los recibió totalmente desnuda, en sus manos dos copas de vino les daban la bienvenida. Espero apenas el tiempo que tardo en cerrarse la puerta y al deshacerse de ellas cogio a ambos por la camisa y los arrincono contra la pared, desliso las manos hasta sus vergas bajo el pantalón y las masajeo… ummmmm... las encontró despiertas! Hoy no andaba con rodeos, se sentía la puta mas puta y estaba muy caliente, lo único que deseaba era un placer salvaje, puro instinto… hábil logro abrir las braguetas y sacar sus relucientes pollas al unísono mientras ellos, algo desconcertados comenzaron a acariciarla, cogiendose cada uno de un pecho y sobandolos como si fuera su salvación… para entonces ella ya se había llevado una de esas maravillas a la boca y sus manos iban y venían por la otra haciendo que ellos gimieran y pidieran mas… cuando sintió que ellos no aguantarían mucho mas le ordeno a uno que se tendiera ahí mismo y ni lerda ni perezosa se lo monto para cabalgarlo con euforia… sus grandes tetas danzaban en el aire mientras el otro obedientemente aguardaba acompañando su vaivén agarradito desde atrás a sus caderas… hasta que su paciencia se agoto y elevando su culo saco a su compañero, metió su polla en el coño para humedecerla y sin ningún miramiento se la clavo de un solo envión, mientras la llamaba puta y le decía toma perra, abre bien esas piernas que tienes lo que mereces, ábrelo bien que se cuanto que te gusta... El dolor casi insoportable hizo que su grito llenara todos los rincones pero pronto este se mezclo con una insuperable excitación y comenzó a mover su trasero como una perra en celos… el no va mas fue cuando el otro le metió por su otro agujero sus 23 centímetros y los tres se movían descontroladamente hasta que ella no pudo mas y puso fin. Sin diplomacia alguna y satisfecha como pocas veces les pidió que se fueran y cayo en su cama rendida y saciada mientras una unica lagrima gritaba a sus oidos sordos que nada ni nadie jamas le daria lo que realmente necesitaba.

1 comentario:

Julia - Tu isla encantada dijo...

Bonito blog. Me gusta cómo describes la pasión y el sexo sin ambigüedades, pero finamente.
No se qué es lo que te llevó a cerrarlo en su día, pero me alegro de que te arrepintieras y lo volvieses a recuperar. Con tu permiso seguiré pasando por aquí y para no perderte la pista te sigo... :)

Un abrazo,
Julia